Altas capacidades: Necesidades educativas de los alumnos

Altas capacidades: Necesidades educativas de los alumnos

Con el fin de dar una respuesta educativa adecuada es necesario conocer las necesidades del colectivo de las altas capacidades. Por ello, cabe prestar atención tanto al hogar familiar, como al centro educativo y la sociedad. La importancia radica en el sentimiento de fracaso, por falta de comprensión, que experimentan estos niños. En ocasiones les lleva a sufrir y desear ser “uno más”, a fracasar en los estudios y/o en su vida personal. Por ese motivo, es importante analizar y comprender las necesidades que tienen en los siguientes tres niveles: psicológico, social e intelectual.

Nivel psicológico

A nivel psicológico, en el caso del alumnado con alta capacidad es necesario ser muy flexibles. Facilitando su participación en los planes de estudio y no obligándole a ser “excelente” en todo. Por ello, es de vital importancia la flexibilidad, fomentar la creatividad (a través del plan de estudios) y reducir la presión por triunfar siempre.

Nivel social

A nivel social, la aceptación y el apego son dos aspectos clave a promover. Deben colaborar en los mismos, tanto por compañeros como los mismos profesores. Sin embargo, es uno de los puntos en los que más dificultades se encuentran. Es necesario fomentar un ambiente de confianza y comprensión y pedir su colaboración para ayudar a los demás. Cuando realicen aportaciones valiosas es muy instructivo valorarlas, evitando pensamientos del tipo “no hay que decirle lo bien que lo hace para que no se lo crea demasiado” y reduciendo en la medida de lo posible las comparaciones entre alumnos.

Nivel intelectual

A nivel intelectual, es evidente las necesidades intelectuales que presenta este tipo de alumnado. Pueden trabajar a mayor velocidad, procesando un mayor número de conceptos y adquiriendo nuevos conocimientos con mayor profundidad. Sin embargo, no sólo hay que tener en cuenta las necesidades intelectuales, sino también las creativas. Para ello es importante adaptar la metodología del aula y crear nuevas propuestas que respondan a la realidad de las altas capacidades. Cuatro claves para trabajar desde aula dicho nivel son:

  1. Llevar a cabo actividades preparadas con antelación para ellos. Al igual que se prepara el currículum escolar para el resto de los alumnos, en el caso de los alumnos con altas capacidades hay que adelantarse a sus necesidades. Parece un aspecto básico a tener en cuenta, pero en la práctica se encuentra que no ocurre así.
  2. Utilizar los recursos de las nuevas tecnologías, la biblioteca, experimentos, etc. No hay que olvidar que la educación no se limita a un recurso determinado (muchas veces libros) dentro del aula. Contamos con un amplio abanico de posibilidades en el entorno escolar.
  3. Plantear el desarrollo de proyectos, informes, actividades para sus compañeros… De modo que no sólo sientan que se les valora y se confía en ellos, sino que puedan continuar desarrollándose.
  4. Escuchar sus propuestas. A veces se nos olvida que lo más sencillo para atender las necesidades de los alumnos con altas capacidades, es escucharlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *