Lateralidad: Ese gran desconocido

Lateralidad

El Diccionario de Psicología de Dorsch (1985) nos explica que la “lateralidad es la dominancia lateral, acentuación lateral en la estructura y función de los órganos duplicados”. ¿Eso qué significa? Que, como si de una orquesta se tratase, un lateral de nuestro cerebro se encarga de dirigir al otro para conseguir entender correctamente la información de nuestro entorno. Eso supone que cuando no hay un lado que dirija al otro, el mundo exterior resulte caótico. Otro ejemplo sencillo, es cuando vas al volante de un vehículo y escuchas de fondo una ambulancia, esa sensación de inseguridad y confusión que sientes es lo que le ocurre a un niño con una lateralidad mal definida o sin definir.

Actividades

Entonces… ¿Qué pueden hacer los padres en casa para ayudar a definir correctamente la lateralidad? ¡Muy sencillo! A continuación te damos una serie de juegos para desarrollarl:!

  • Juego de la botella. El juego consiste en rellenar una botella con el agua de otra botella. Hay que procurar derramar lo menos posible y usar un único brazo para ello.
  • Lanzamiento de pelotas de goma.El juego consiste en utilizar tres pelotas de goma de tamaño reducido. Primero, se lanza la primera con un brazo y se anota la distancia alcanzada. Luego, se prosigue igual pero con la mano contraria. Finalmente, tras ver con qué brazo se alcanza más distancia y se tienen más facilidades, debe realizarse un tiro con ese lateral.
  • Carrera “a la pata coja”. El juego consiste en realizar una carrera “a la pata coja”, utilizando una única extremidad durante todo el trayecto.
  • Juego de seguir la carretera. El juego consiste en seguir, utilizando un coche de juguete y una única mano, una línea dibujada en el suelo con tizas.
  • Juego de “qué veo”. El juego consiste en tomar un catalejo o tuvo de cartón con la mano. Se grita “veo, veo…” y a continuación se indica un objeto dentro de la sala. El objetivo es encontrarlo con el catalejo. Sin embargo, únicamente puede utilizarse un ojo y hay que visualizar el objeto en cuestión a través del catalejo o tuvo de cartón.

Otras ideas

Además, podéis jugar con títeres, marionetas, cartas y otros juegos manipulativos que se os ocurran y requieran del uso de una única mano o un lateral del cuerpo. Por ello, se recomiendan deportes con raqueta, como el frontón o el tenis, jugar a ensartar anillas, baloncesto, jugar al tiro o al arco…

Y, ante todo, lo más importante es apoyar de forma efectiva y afectiva el desarrollo lateral de los niños. Si tienes alguna duda, no dudes en contactar con un profesional.

1 comentario en “Lateralidad: Ese gran desconocido

  • A raíz de este artículo me he dado cuenta de que mi hijo (tiene 9 años), tiene la lateralidad “echa un churro” jajaja. Empezaré a poner en práctica algunos de estos juegos, a ver qué pasa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *