Trastornos de la comunicación y trastornos del aprendizaje

Trastornos de la comunicación

Una de las complicaciones de dichos trastornos de la comunicación, es la clara falta de consenso entre denominaciones y definiciones. En la CIE-10 son identificados como trastornos específicos del desarrollo del habla y del lenguaje.  Frecuentemente se recurre a los prefijos “a” y “dis” para señalar que existe una función alterada; sin embargo, dichos términos tienen aplicaciones diferentes según el modelo que se refiera a ellos. Así, desde el modelo clásico de neuropsicología se utiliza en referencia a la gravedad. Por lo que “Dis” se referirá a una dificultad y “a” a la imposibilidad de realizar una función. Los modelos cognitivos de neuropsicología utilizan dichos términos en función de su etiología. Por ello, “Dis” se referiría a una alteración evolutiva (sin causa orgánica) y “a” a una alteración adquirida (con causa conocida).

Trastornos de la comunicación y trastornos del aprendizaje

Cabe hacer mención a la gran relación existente entre trastornos de la comunicación y trastornos del aprendizaje. Aunque los trastornos del lenguaje aparecen durante la etapa preescolar y los trastornos del aprendizaje se ponen de manifiesto en la etapa escolar. De ello, y pese a la no existencia de criterios sobre cuándo hacer el diagnóstico, deriva la importancia de realizar el diagnóstico de los trastornos de la comunicación a partir de los tres años (el DSM-5 señala que a partir de los 4 años) y de los trastornos del aprendizaje a partir de los 7 años.  Aunque en España se exige a los niños terminar la educación infantil sabiendo leer y escribir. Por lo tanto, hace plantearse que dicho criterio en España es de 6 años.

Por ello, las dificultades del lenguaje oral van a ser tratadas con mayor posterioridad; lo que da un menor tiempo de tratamiento antes de enfrentarse al lenguaje escrito. En conclusión, la relación entre los trastornos de la comunicación y los trastornos del aprendizaje es estrecha. Pudiendo influir el tardío diagnóstico y tratamiento de los primeros, sobre el desarrollo de dificultades que propicien o favorezcan el desarrollo de los segundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *